Momentos inolvidables: Carla y el nudismo


Desde hace cosa de una semana más o menos, Carla se ha dado cuenta de que ya puede quitarse toda la ropa sin mucho problema. Cómo la mayoría de pantalones y camisetas para niñ@s de 2 años llevan clips en lugar de botones, basta con estirar y estirar hasta que se suelten.
La pasada semana, después de ducharla comencé a intentar vestirla. Y conste que digo intentar, porque a ella en su infinito carácter no le apetecía. Para evitar que le pusiera la ropa comenzó a darme patadas y a revolverse mientras se reía. Yo, cansada ya de esta repetitiva situación y viendo que el echo de que la regañe, le explique o la castigue no sirve de nada le dije:
– Carla, es invierno, hace frío y hay que ponerse la ropa.
– No quiero ropita.
– Vale, se acabó. No voy a discutir. Cuando tengas frío vienes y te visto.
Total, que la dejé en pelotillas pensando, inocente de mí, que en el momento que tuviera frío vendría corriendo y lloriqueando para que la vistiera. A mi esta táctica me funciona bastante bien con la comida. Es decir, no quieres comer eso, pues no comas. A los cinco minutos viene lloriqueando y clamando a los cielos por su comida. Pero me equivocaba.
Cómo una media hora después, viendo que no me venía a buscar, me acerqué al salón y allí estaba. La encontré sentada en el sofá jugando y viendo los dibujitos de su hermano al mismo tiempo, más ancha que pancha. Así que la agarré, la llevé al cuarto y le puse el pijama. Entonces ya no protestó mucho. Sé que debería hacerla dejado tal cual estaba pero me entraron unos remordimientos de madre sufridora… Yo pensaba en que estamos en invierno, en el frío que hacía a pesar de estar la estufa encendida (de hecho tenía la piel helada. Yo iba con ropa y batín…), en que había estado con otitis y constipada, que a ver si se iba a poner enferma por mi culpa… Yo que sé. Al final me rendí y la vestí. Así que no ha aprendido nada.
De echo lleva unos días demostrándomelo. Hace dos noches estaba en la cocina liada con la cena y la lavadora cuando oigo unos pasos y una risita. Me doy la vuelta y allí estaba ella, en pelota picada y con las botas de agua puestas (adora los zapatos de todo tipo. Les tiene un amor…). Voy a cogerla y sale corriendo por toda la casa con ese cuerpecito menudito que tiene. Me dio la risa, aun me río recordándolo, pero no podía demostrárselo. La cogí y le pregunte:
– Carla, ¿por qué te has quitado el pijama?
– “Poque mapetese” – Traducción (aunque no hace falta): Por que me apetece.
Esta mañana ha sido la última. Aún no la había vestido y de repente oigo:
-Mamaaaaaaaa, Carla se ha quitado toda la ropa. Se ha quitado hasta el pañaaaaaal.
Así que me voy para el salón y allí estaba muerta de risa otra vez en pelotillas.
-¡Carla! Vamos a vestirte que hay que ir al cole.
– No, no pongas camisetaaaaa.
– Hay que ponerse la ropa. ¿Es que quieres ir desnudita? ¿Piensas salir así a la calle?
-¡¡¡SSSSSSSSSSSSIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!!
Imaginaros la cara de boba que se me ha quedado ante tanta convicción. No le he sabido contestar, me he callado y la he seguido vistiendo mientras pensaba “Dios mío. Si es que esta niña… Cualquier día se me va a despelotar en medio del parque”. Total que la he vestido y se ha conformado. Se ha ido al cole la mar de contenta con su chandal y su babi.
Así que he llegado a la conclusión de que le encanta estar desnuda. Imagino que debe sentir una gran sensación de libertad y además el hecho de desafiarme le apasiona. Es toda una activista en pro del nudismo. 
Mas tarde mientras recordaba lo que había pasado me he visto a mi misma dentro de unos cuantos años, cuando Carla tenga 13 o 14  haciéndole la misma pregunta: ¿Es que piensas salir así a la calle?
Por un momento me he sentido cómo de otra generación. 🙂

Artículos relacionados...

4 Comentarios

Escribir comentario

Resumen de la política de privacidad del sitio
  • Responsable de los datos: Mª José Planelles Palomares.
  • Finalidad: Para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
  • Requeridos: Nombre e email, además de una IP que se almacena para posible adminitración contra el Spam y seguridad.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Lugar: Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de hosting de http://conlosninosenlamochila.com dentro de la UE.
  • Tiempo: Los datos se mantendrán hasta que los dejes de baja tu, o se cierre la web.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@conlosninosenlamochila.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Más Información: política de privacidad completa.



  • Reply
    gemma
    3 marzo, 2012 at 4:16 pm

    Poneros en situación, Gijón, Asturias, hora del recreo 11:45, 5 grados. Y voy yo y me da por asomarme a la ventana a ver a mis niños en el recreo. En estas veo a un niño en manga corta jugando al futbol. Yo pensaba, vaya padres mira que con este frio mandar al niño al cole en manga corta, para pillar una pulmonía vamos. 5 segundos más tarde me doy cuenta que es mi hijo. Bueno, casi salgo disparada por la ventana (vivo justo enfrente del cole) os lo juro, me puse a vociferar por la ventana, tal Los Morancos llamando al Joshua.
    Adriánnnnnnnnnnnnnnnnn!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!. Pabloooooooooo dile a Adri que se ponga aquí enfrente!!! Imaginaros todo esto con señas y a grito pelao. Vamos para verme.
    Al final, conseguí que subiera a su clase y se pusiera el abrigo (todo desde la ventana), lo que no se, es si llevaba la chaqueta del chándal debajo.
    Os cuento el porqué de su ausencia total del frio. Mama tengo puesta la camiseta del Barça firmada por Villa y esa la tengo que lucir. El niño empieza pronto a presumir…ains
    A partir de ese momento, Adrián tiene terminantemente prohibido llevar la camiseta del Barça firmada por Villa al cole o por lo menos hasta que las temperaturas suban un poquito bastante.
    Con Diego el mayor problema que tengo es que siempre quiere ir peinado “del España”, no, no me preguntéis, yo le peino como todos los días le digo que ya está que va “del España” y se va para el cole encantado de la vida.
    Un abrazo 

    • Reply
      María Jose Planelles
      3 marzo, 2012 at 7:05 pm

      Jajajajaja Si es que ellos nunca tienen frío. Y yo asustándome por nuestras temperaturas invernales dentro de casa. Tu hijo ha hecho suya la frase que me decía mi madre: "para lucir hay que sufrir"

      La verdad es que los enanos tienen cada cosa… Lo bueno de todo esto es que siempre nos dan ocasiones para sonreir.

      Un abrazo. 🙂

  • Reply
    maria eugenia
    1 marzo, 2012 at 12:19 pm

    jajajajaja, creo que todos los niños pasan por esa etapa.. y lo que sí sé.. es que los niños son atemporales….., mi hija ni tiene calor ni frio.., en su clase hace un calor increíble.. y la digo.. quítate la chaqueta en clase.., y a lo mejor me doy cuenta cuándo voy a por ella que la tiene puesta y no se la ha quitado.., a las 7 de la mañana en mi casa hace un frio mortal.., pues nada… tarda infinidad en vestirse. no tiene frio..

    • Reply
      María Jose Planelles
      1 marzo, 2012 at 12:22 pm

      Jajajaja, es verdad. Marco también es así. Puede estar a 25º y con el polar puesto. 🙂